Whiskys


Whiskys

Whiskys

El whisky es una bebida alcohólica que se obtiene a través de la destilación del mosto fermentado de cereales como la cebada, el trigo, en centeno, el maíz y la malteada. La graduación de este destilado puede alcanzar entre los 40 y los 62 grados. Por lo general el whisky se destila por evaporación en alambiques durante un periodo aproximado de dos años.


El término whisky proviene del gaélico escocés y del gaélico irlandés y significa "agua de vida". Existen varios tipos de whisky dependiendo de su composición (de malta y de grano) y también dependiendo del lugar de fabricación (escocés, irlandés, canadiense, estadounidense, galés, japonés, indio y otros europeos).


Los diferentes tipos y clases de whiskys se pueden dividir en dos categorías básicas. Por un lado tenemos el whisky single malt, sin mezcla o de malta única que es producido a partir de un único grano o tomando como base varios tipos granos, siempre que uno de ellos tenga una proporción al menos de 51% del total. Los whiskys que se encuentran en esta categoría tienen mucho carácter y un sabor muy intenso.


Por otro lado, tenemos los whiskys blend o combinados. Este tipo de whisky se produce mediante la mezcla de diferentes tipos de whiskys, diferentes tipos de grano o mediante la mezcla de diferentes métodos de destilación. Los whiskys blend suelen ser más suaves y sedosos que los single malt.


En cuanto a la solera del whisky, la duración en el envejecimiento varía bastante. Por norma general, si el whisky tiene un envejecimiento de entre 2 y 5 años, éste no se suele indicar en la etiqueta. Si por el contrario habláramos de un whisky de más edad, éste se comercializará con una clara alusión a su edad.

Whiskys por orden alfabético

| Olvidé clave
Da de alta tu bebida