Sidras


Sidras

Sidras

Cuando hablamos de sidra nos referimos a una bebida alcohólica de baja graduación que se obtiene a partir del zumo fermentado de la manzana. La sidra está muy extendida por todo el mundo y en Europa sus principales productores y consumidores son España, Portugal, Italia, Francia, Alemania, Escocia e Inglaterra. En América también se elabora en países como México, Chile, Argentina, Estados Unidos y Canadá.


Al parecer la sidra se comenzó a elaborar durante las civilizaciones egipcia, bizantina y más tarde fue adoptada por los griegos que fabricaban una bebida muy similar a la sidra de hoy en día. Sin embargo los romanos dieron mucho más valor al vino por lo que el uso de la sidra se concentró sobre todo en las tierras conquistadas por estos. Y es que en gran parte de los pueblos atlánticos la sidra tenía una gran consideración debido a que era producida a partir de la manzana. Así por ejemplo Abalon, la isla mitológica, significa "manzanal" y los semidioses que vivían en ella podían beber toda la sidra que desearan.


Hay que diferenciar entre la sidra natural bastante ligada al Norte de la Península Ibérica y la sidra gasificada, la más extendida por el mundo. La sidra natural, posiblemente la de más tradición se elabora únicamente con manzanas, que son recogidas de los manzanos en su momento justo de maduración. Más tarde es transportada en sacos hasta la empresa donde comienza la limpieza y selección de las mejores frutas. Una vez seleccionadas son trituradas y prensadas para obtener todo el zumo. Tras esto se suele enfriar el líquido espeso obtenido y se pasa a unos depósitos que pueden ser de madera, poliéster o ácero inoxidable. Antes del embotellado se suele someter a la sidra a un proceso de trasiego, es decir se pasa el líquido de un depósito a otro con el fin de minimizar los rangos que pueda tener.

Sidras por orden alfabético

| Olvidé clave
Da de alta tu bebida